• Fernando Martín

Gen Dro... de libro


Cuanto más sepas sobre tus grupos y artistas preferidos, mucho mejor.

Así comprenderás sus sueños y motivaciones a la hora de hacer música.

De dónde sacaron la materia para escribir las canciones que te enamoran.

De quién o como aprendieron el oficio de ser músico.

Qué sintieron cuando debutaron con su proyecto,

el día que obtuvieron su primer nº 1,

cuando se dieron cuenta de que habían alcanzado la cima del éxito.

Si, todo está en las canciones, pero no está de menos documentarse un poco para completar la imagen que tenemos de ellos.

Aquí te presentamos una serie de libros que nos cuentan todo -o casi todo- de los creadores que llevan acompañándote en los mejores momentos de tu vida.

Artistas y grupos de los que aún se puede aprender una cosa más.

Grupos y artistas que, naturalmente, tienen el Gen Dro.


Desde cómo se fraguó esa superbanda de rock de los 90 que fueron Los Rodríguez hasta un exhaustivo recorrido por las 30 canciones más representativas de Iván Ferreiro para llegar a conocer mejor a este genio de Nigrán, pasando por los libros que narran la vida, milagros y aventuras de Hombres G, Jarabe de Palo, Héroes del Silencio, Fito Cabrales, Derribos Arias o Alaska .

Hay mucha música en estos libros, aunque quizá hubiera que decir que hay muchos libros en esta música.

Nombres de oro que han escrito las páginas más importantes de otro libro singular: el de la música popular española.

Sigamos la pista a estas primeras figuras yendo tras su pasos en la letra escrita.


Página a página, capítulo a capítulo, perdiéndonos en la dulce crónica de vital y creativa de quienes vinieron a este mundo a hacernos felices con sus canciones.

Prepárate para ir pasando páginas, porque esto es Gen Dro de libro.


Índice

  1. Los Hombres G nunca fueron los guapos del barrio

  2. La leyenda escrita de los Héroes

  3. Pau Donés, un artista soñador

  4. Fito Cabrales es todo lo que le pasa

  5. Iván, el tiempo y la distancia

  6. Para aberrar, nada como Derribos Arias

  7. Alaska, un personaje creado a partir de muchas historias

  8. 10 libros sobre 10 grupos y artistas con el Gen Dro

¿Sabías que David Summers escribió el tema "Devuélveme a mi chica" un rato antes de salir a tocar en al Rock-Ola tras enterarse de que la chica que le había había plantado iba a ir al concierto con su nuevo novio?

¿O que el batería Javi destrozó la batería a porrazo limpio en su primera prueba para entrar en un grupo, Los Residuos?

¿O que con solo dieciséis años Dani hacía pellas en clase para colarse en Rock-Ola y tocar con el uniforme del colegio puesto? ¿O que Rafa iba para futbolista... hasta que aprendió a tocar la guitarra con el Made in Japan de Deep Purple?

Juntos formaron Hombres G y juntos han entrado en su cuarta década defendiendo un repertorio que les ha hecho famosos en el mundo entero.

Una larga carrera que da para un libro.

Ha sido el periodista y escritor Javier León Herrera el encargado de relatar la historia y las vivencias jamás contadas de cuatro chavales soñadores que empezaron formando un grupo con aspiraciones punkis y, casi sin darse cuenta, firmaron unas canciones inmortales que han paseado por los más grandes escenarios de España y América.

Desde Zaragoza, Héroes del silencio ascendieron peldaño a peldaño hasta convertirse en una de las bandas de rock más famosas e internacionales de nuestro país.

Aún ahora, décadas después de su disolución, aún cuentan con una legión de fans acérrimos de la manera de vivir la música de esta banda obsesionada con la excelencia.

Ese gusto por la grandeza les llevó a ser pioneros en algo con lo que ningún grupo de rock podía soñar en España: ofrecer 700 conciertos en 30 países entre Europa y América, compartir escenario con primera figuras como Aerosmith, Maiden, Leonard Cohen, Robert Plant o Bryan Adams, formar parte del cartel de los festivales más importantes de Europa, como el Rock am Ring y el Rock Insel. tocar la gloria, en definitiva.

El escritor Antonio Cardiel, hermano del bajista del grupo Joaquín, gozó de la oportunidad de entrevistar a fondo a tres miembros del grupo -Bunbury declinó participar- para contar de forma amena su historia, examinar su proceso creativo y sacar a la luz fotos inéditas y anécdotas desconocidas. Una obra imprescindible para dimensionar como merecen a Héroes del Silencio.

Pau Donés concitó el cariño de públicos muy diferentes entre si. Asombró en el panorama de la música española con su exquisito gusto por los sonidos venidos de fuera combinados con el pop de guitarras con mayor poder de conexión.

Impuso su forma de escribir sencilla y directa, llena de juegos de palabras que se quedaban grabados en la memoria.

Bordó melodías que el paso del tiempo hizo inolvidables y las compartió de modo generoso con compañeros de profesión de diversos espectros sonoros.

Pau dejó una huella que el pasado del tiempo jamás podrá borrar, porque canciones como "La Flaca", "Depende" o "Bonito" fueron concebidas para mantener la vigencia ahora y en tiempos venideros por muy diferentes a estos que puedan ser.

Cuando cumplió medio siglo de vida, Pau se desnudó en este libro que, lejos de ser la típica biografía, se asemeja más a una una reflexión, una charla amistosa que se alarga hasta la madrugada y en la que Pau da cuenta de sus mejores momentos y, por qué no, también de los peores. El mejor homenaje a un artista y un ser humano, en el mejor sentido de la palabra, bueno.

Hay artistas que gozan el privilegio de tener más de un proyecto artístico al que consagrar su esfuerzo y su talento. El bilbaíno Fito Cabrales es, sin lugar a dudas, uno de los más representativos en este sentido.

Ensanchó los márgenes de su juventud bajo el influjo guitarrero de Platero y Tú para estallar después, al frente de los Fitipaldis, con una de las propuestas triunfadoras del pop rock en castellano de las últimas dos décadas.

Fito Cabrales, músico de una personalidad tan simpática como arrolladora, va coleccionando éxitos en un repertorio ya archiconocido por el gran público y a base de directos impecables y de una sinceridad que desarma.

Por eso suenan tan consecuentes las palabras escritas por Fito para presentar esta autobiografía sin tapujos: "Yo soy mi pasado, mi presente y mi futuro. Soy las canciones que he escrito, los sitios en los que he tocado, lo que he aprendido en la calle, los amigos que me he encontrado." Fito tal cual, sin trampa ni cartón.

El post punk español de principios de los 80 tuvo un nombre: Derribos Arias.

Alejo Alberdi, Juan Verdera y Manuel Moreno "Paul" encontraron en el legendario Poch al líder indescriptible para una propuesta que rompía todos los cánones de una movida madrileña, llena de colorines y propuestas con mayor salida comercial.

Derribos forjaron un sonido crudo y caótico sin renunciar a las melodías.

Ruidistas y cacofónicos a veces, sicodélicos siempre y repletos de un humor absurdo con toques surrealistas, Poch y los suyos ofrecieron lo distinto, que entonces se calificó como "aberrante" sin que ellos mismos se opusieran a tal definición. Únicos y fugaces, Derribos Arias también se merecían un libro.

El escritor y compositor Carlos Rego buceó para este "Derribos Arias. Licencia para aberrar" en las vivencias de este grupo iconoclasta que llegó de la mano de un especimen singular como Poch para mostrar que la música rock también podía ser extraña, fascinante y llena de rincones inexplorados.

A finales de los 70, cuando casi nada de lo que hoy nos resulta conocido y familiar en cuanto a música pop existía, Olvido Gara parecía una extraterrestre venida de no se sabe que extraño y alejado planeta.

Con una juventud insultante, una imagen fascinante, un atrevimiento insólito y una personalidad arrolladora, Alaska emergió de la gris realidad de la España de la época para hacer que hasta las amas de casa más convencionales sintieran el impulso de vestirse como ella.

Pero sería injusto reducir su impacto a lo meramente estético. Kaka de Luxe, Pegamoides, Dinarama o Fangoria son su extenso legado musical, lleno de canciones que varias décadas después siguen siendo parte de la banda sonora de un país en el que calidad y frivolidad parecían antagónicas.

El periodista musical Rafa Cervera desgrana en este libro historias sobre la los pintores Costus, películas como Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, de Pedro Almodóvar, el programa La edad de Oro, de Paloma Chamorro o el estudio del fotógrafo Pablo Pérez Mínguez, todo ello teniendo como eje a Alaska, icono de la cultura popular de una época irrepetible.

Cada grupo o artista siempre tiene una historia tras de si.

Un cúmulo de vivencias que le hacen ser lo que es y componer de la manera que lo hacen.

Muchas veces esas historias están perfectamente reflejadas en sus canciones,

como versiones musicadas de lo que los artistas quieren decir en un tema.

Por eso es interesante bucear en esas historias, hallar los puntos de relación, los hitos vitales de aquellos músicos que han dotado a su tiempo de la banda sonora que lo caracteriza.

Hay muchas canciones, muchos artistas y grupos y muchos libros que versan sobre ellos.

Hemos escogido para ti 10 de esos libros, grupos, artistas y canciones.

Todos ellos, como siempre, bajo el signo del Gen Dro.


Antonio Vega (“Mis Cuatro Estaciones” – Juan Bosco) – “El sitio de mi recreo”





Luz Casal (“Luz Casal. Mi Memoria Es Agua” – Magda Bonet) – “Te Dejé Marchar”






Barricada (“Barricada. Electricaos” - Mariezkurrena,David/Garayoa,Fernando) – “No sé qué hacer contigo”





Santiago Auserón (“Unas Gafas De Sol En La Noche”- Josele Sangüesa) – “No Más Lágrimas”




Duncan Dhu (“Hoy El Viento Sopla Más De Lo Normal” – Javier Escorzo) – “En Algún Lugar”





El Último De La Fila (“El Que La Sigue La persigue” – Toni Corominas) – “Como Un Burro Amarrado En La Puerta Del Baile)