Rosendo en vivo desde la Cárcel de Carabanchel

Se edita en estos días en vinilo el mítico disco de Rosendo “Siempre hay una historia… en directo”, grabado en 1999 en el patio de la mítica prisión madrileña.

Hay recintos que, cuando acogen conciertos de música, pued


en sobrecoger doblemente al espectador. Ese es, precisamente, el caso que ocupa a este disco legendario de Rosendo que vuelve a los estantes de las tiendas en formato de doble vinilo, además de en el consabido formato cedé en el que fue originalmente concebido.



"Siempre hay una historia… en directo" es el título del que fuera segundo álbum en directo de Rosendo- duodécimo en la discografía de su etapa en solitario tras la disolución de Leño.

Como homenaje musical a tantos -inocentes o culpables- que penaron entre sus muros inexpugnables, Rosendo decide registrar el disco en su barrio. Más concretamente en la la recién clausurada Cárcel de Carabanchel, que echó el candado a tanta tragedia personal y social tras 55 años de actividad.

El concierto tuvo lugar el 26 de marzo de 1999 y en un principio iba a ser gratuito, pero, debido a la inusitada expectación creada y al peligro de avalancha descontrolada de fans, se decidió finalmente cobrar una entrada para tratar de diluir los riesgos, más que justificados, de una masificación que rebasara la capacidad de la producción.



La cárcel de Carabanchel, además de a su ominoso legado, también había estado ligada a actos musicales, siempre en beneficio de los presos allí recluidos. Muchos fueron los grupos que se prestaron a realizar actuaciones muy alejadas de su hábitat natural para proporcionar a los reclusos unos momentos de esparcimiento para olvidar las penas. Incluso en el año 1993 se editó el disco “El Rock en la cárcel”, un iniciativa de diferentes entidades oficiales y privadas que se tradujo en un álbum grabado íntegramente por diez internos de Carabanchel y cuyo director artístico y productor sería el tristemente desaparecido Manolo Tena.



Por restas y otras razones Rosendo escogió aquel recinto de del triste recuerdo y que, tras echar -nunca mejor dicho- el candado, pronto iba a ser derruida. El disco supuso para el de Carabanchel el punto y aparte a una época de su carrera, por lo que reunió para la ocasión un irresistible repertorio de grandes éxitos. El disco que salió como resultado de esta aventura logro, paradójicamente, encerrar en más de dos horas de espectáculo, un repaso de 20 años de carrera musical con 19 canciones que fueron coreadas y celebradas por un respetable que respondió a la llamada de su ídolo con una fidelidad inquebrantable.



“Siempre hay una historia… en directo”, que contó con la inestibable colaboración de Luz en el tema "A la sombra de una mentira", fue un éxito rotundo a nivel de críticas y opinión pública, de modo que Rosendo conseguiría con él el primer disco de oro de su carrera.


Ni qué decir tiene que la emoción vivida aquella noche histórica elevó al álbum a una categoría mítica. Pero no todas las emociones fueron exclusivamente musicales. Durante el evento se escuchan gritos de "No estamos todos, faltan los presos", en homenaje a los presos políticos que pasaron por la prisión.





Lista de canciones del disco:


  1. Vaya ejemplar de primavera - 3:01

  2. Un paso de más - 2:30

  3. Aguanta el tipo - 2:23

  4. ¿Y de qué vas? - 3:15

  5. Mala vida - 4:10

  6. Hasta de perfil - 3:22

  7. En agua caliente - 3:03

  8. Cucarachas - 3:27

  9. Siempre hay una historia - 2:53

  10. Listos para la reconversión - 3:40

  11. Por cierto - 3:40

  12. A la sombra de una mentira - 4:34

  13. Flojos de pantalón - 5:22

  14. Puedo ser más eficaz - 3:43

  15. Pan de higo - 3:30

  16. Bailando al aire - 3:26

  17. Agradecido - 4:30

  18. Navegando - 3:07

  19. La Fina - 5:12